domingo, 13 de febrero de 2011

Por ser carne estamos atados al tiempo. Por ser recuerdo nos perpetuamos en él, seguimos vivos más allá de nuestros huesos.

3 comentarios:

Agus dijo...

Y mi montoyiyo? :(

LeaN BuKa dijo...

Ah... ninguna de las otras entradas te gusto?

Esta frase (muy buena, por cierto) me suena, es posible?

Jr. dijo...

La verdad que las anteriores no me gustaron.

La frase es mía, es posible que alguien haya dicho algo parecido, pero no se, todo lo que escribo acá es mio, amenos que aclare lo contrario.