domingo, 25 de marzo de 2012

Desde la carne

Orgullo de asador
el vacío se hace tranquilo
ayer tuve una buena idea
pero se me arrebató.

3 comentarios:

Darío dijo...

Jaja gran poema. El vacío se hace tranquilo, sí señor. Y los mejores pedazos, al final, claro está. La carne? rosada y jugosa?

Milla dijo...

Es que a las ideas se las pone del lado del hueso... Saludos!

Jr. dijo...

Dario: Gracias. Claro que lo mejor para el final, pero particularmente me gusta la carne bien cocida, aunque si queda un poco rosadita en el medio es una joyita. A veces me sale, jajaja.

Milla: A las ideas habría que sacarles un poco de grasa antes de tirarlas a la parrilla no?

Saludos a los dos!