lunes, 26 de mayo de 2014

Canto las penas porque abundan
purgo espinas con mi voz;
rama quebrada que persiste
esperando un amanecer.

Tu flor
que se arraigó en mi corazón
va a cambiar el cielo de color.
Voy a pintar
todas las estrellas con tu nombre.

Silbo desnudo de rencores
el tiempo nos sonreirá.
De tu corteza profunda
como llanto brotará amor,
daremos la caricia justa,
se romperán las frías corazas
que el miedo nos imprimió.




(Esto, en realidad, es la letra de una canción a la cual me falta terminarle la música, pero me gustó y la adapté un poquito para ponerla acá.).

No hay comentarios: