miércoles, 21 de mayo de 2014

El hecho de querer a otra persona, el acto de sentir cariño, es algo simplemente hermoso en si, se paga solo.
La parte dolorosa es cuando la realidad y la distancia (en todos sus sentidos) obstruyen la posibilidad de transmitirlo, de expresarle (porque los sentimientos no se dicen, se expresan) a la otra persona todo lo bello que uno siente por ella.

No hay comentarios: