lunes, 16 de febrero de 2015

"La soledad no es una herida"

Hace un tiempo escribí "Somos muchos pero estamos solos". Hoy revaloricé esa frase de otra manera. Es difícil, duro de aceptar y asumir, pero cada ser humano está solo, completamente solo. Las personas son para adentro, aún cuando tratan de ser o aparentar lo contrario.
No es una sobrevaloración del ego, de hecho sigo creyendo que las personas con mayor capacidad de apertura son las más felices (siempre condicionados por su contexto, obvio). Más que nada pienso que se trata de la otredad, para cada persona todos los demás son "otro" que no son uno. Nosotros es yo y otro(s).

Todavía no se si lo he terminado de comprender y por eso no me es fácil explicarlo, por ahora no me parece algo negativo, incluso podría explicar bellos vínculos, como el amor por ejemplo, lo más cerca que una persona puede estar de otra, lo menos solo que una persona puede llegar a sentirse.

Pareciera que vivir se tratara de no sentirse solo... aunque la soledad que ahora planteo es un poco aterradora, uno puede ser consciente de su soledad ante la otredad pero no sentirse aislado de las demás personas. Esa soledad, esa es la que puede "ser una herida", la otra es la que nos permite y nos lleva a relacionarnos.

No hay comentarios: