martes, 10 de marzo de 2015

Quejarse

Este calor pegajoso
te llevó a aquel recuerdo
que tenías recluido.
A menudo
recordar te da vergüenza,
o pudor.
Un poco de las dos.
El calor de los días húmedos
es completamente olvidable
sin alguien con quién quejarse.

No hay comentarios: