lunes, 23 de mayo de 2016

Volví años más tarde. El paisaje era el mismo y, de hecho, me hizo sentir de la misma manera, pero ahora podía ver más allá...
La idea trastocó mi mundo: todo está sumido en una constante repitición, a veces varía, un poco más, un poco menos, pero al fin y al cabo vivimos y entendemos la vida de manera circular, ordenamos nuestra existencia en rituales y prácticas que repetimos incansablemente.

No hay comentarios: